Translate

sábado, 14 de marzo de 2009

LA DESGRACIA DE SER ÁRABE


Tres años de cárcel para el periodista que lanzó sus zapatos a Bush

El Tribunal Central Criminal de Irak sentenció a prisión al periodista iraquí Montazer al Zaidi

EFE / PÚBLICO.ES - Bagdad / Madrid - 12/03/2009 11:00

El Tribunal Central Criminal de Irak sentenció este jueves a tres años de prisión al periodista iraquí Montazer al Zaidi por lanzar sus zapatos contra el presidente estadounidense George W. Bush, según el canal de televisión Al Bagdadia.

Al Zaidi lanzó sus dos zapatos a Bush en una rueda de prensa el pasado 14 de diciembre que el dirigente norteamericano ofrecía en Bagdad junto al primer ministro iraquí, Nuri al Maliki.

El tribunal aceptó el criterio de la defensa de que la acción del periodista no podía considerarse como un ataque a un jefe de Estado, sino como una ofensa, y si no hubiera sido así se arriesgaba a una pena máxima de 15 años de prisión.

"Sentí que la sangre de los inocentes corría debajo de mis pies cuando vi la sonrisa de Bush"

En la primera sesión de este juicio, que se llevó a cabo el 19 de febrero pasado, Montazer señaló que había decidido lanzar sus zapatos a Bush para vengar la "opresión de Estados Unidos en Irak" y protestar por la ocupación militar extranjera en este país.

"Se despidió tras dejar un millón de mártires"

"Sentí que la sangre de los inocentes corría debajo de mis pies cuando vi la sonrisa de Bush, que vino para despedirse de Irak en la última cena, tras dejar más de un millón de mártires, además de la destrucción económica y social del país", agregó el periodista en esa ocasión, según el relato de sus abogados.

Al Zaidi, de 27 años, trabaja para el canal de televisión vía satélite Al Bagdadia, cuya sede está en El Cairo.

El periodista, al que defienden en los tribunales prestigiosos abogados iraquíes, tiene derecho de apelar la sentencia, aunque este paso no ha sido anunciado aún por el equipo que le defiende.

"¡Tu beso de despedida, perro!"

El periodista gritó "¡Toma tu beso de despedida, pedazo de perro!". El presidente de EEUU logró evitar el golpe, tras lo cual los miembros del equipo de seguridad redujeron al atacante, lo detuvieron y lo sacaron de la sala.

En Irak, igual que en gran parte del mundo árabe, arrojar un zapato es una de las mayores ofensas que se pueden cometer contra una persona, al igual que llamarlo "perro".

"Este tipo de hechos no me preocupan, quien los hace quiere llamar la atención", dijo Bush tras el incidente.

Un héroe nacional

Entonces, el periodista iraquí se convirtió en todo un héroe nacional. Zapato en mano, cientos de iraquíes se echaron días después a las calles de Bagdad y Basora para rendir homenaje a su compatriota y pedir su liberación.

Hace dos meses, el abogado del Al Zaidi se mostró seguro de que la situación cambiaría con la llegada de Obama al poder en Estados Unidos: "Las cosas van a desbloquearse ante la justicia cuando asuma el presidente (estadounidense) Barack Obama".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios "anónimos" no serán bien recibidos y jamás publicados.