Translate

miércoles, 6 de julio de 2011

TONY BLAIR OPINA SOBRE EL 15-M

El ex primer ministro británico, en entrevista concedida a TVE  dice “Al final es la política la que decide si salimos de esto”, para continuar diciendo que “movimientos como este le parecen importantes pero que no pueden determinar la política”.
Afirma que,“que una de las cosas más difíciles para un líder político es seguir el consejo de escuchar a la ciudadanía porque el problema es cuando se escucha y se dicen cosas distintas" y acaba reiterando "en último término" la obligación de un político es "intentar hacer" lo que cree "correcto". "Al final, es la política la que va a decidir si salimos de "esto" en buena forma o no. "Las protestas son importantes, pero no pueden determinar la política"
Recordemos que Blair viene de la llamada “Tercera vía” alternativa, apoyada por el Gurú de la Sociología Anthony Giddens, y que se suponía progresista, de la que vienen lideres como Zapatero y demás integrantes de la pseudo izquierda neoliberal imperante.
Evidentemente a lo que se refiere el señor este es, a que en última instancia, las decisiones políticas, una vez definidas por el “sabio” Felipe González como "derrotadas por el poder financiero", serán las bolsas de valores ficticios y demás grupos económicos los que decidan que salida dar a “esto”, como lo denomina el señor Blair.
No creo que bombardear la ciudad de Faluya con bombas de fósforo, que han quemado viva a la población iraquí para aterrorizarla y expoliarle sus recursos, imponiendo un gobierno títere que sólo se representa a si mismo, sea hacer política. Lo perverso del discurso del señor Blair es robarse el término política, que para mi es sagrado, y darle el contenido de “cuando tengo el poder hago lo que me da la gana porque “cree que está haciendo lo correcto” según él.
Me pregunto por que a este señor, que se dedica a dar conferencias, no se de que contenido serán, pienso, seguro que muy parecidas a las del señor Aznar, le preocupa el Movimiento 15-M, y por que cree que son ellos, los  mal llamados políticos, los que decidirán si salimos o no de “esto” a lo que no se atreve ni a ponerle nombre. Un señor que debería estar en el Tribunal Penal Internacional por invadir un país soberano, Irak, y explicarle al tribunal toda esa sarta de sandeces de que “poseían armas de destrucción masiva”, que fue demostrado que era falso. La impunidad con la que actúan estos depredadores de capital humano, vía bomba de fósforo, o de los recursos de un país invadido, vía gobierno títere, huele mal, y no precisamente a política. La política es el arte que inventó Maquiavelo para lograr conseguir objetivos concretos y sacar del oscurantismo feudal a Europa y meterla en la modernidad de aquella época. ¿Por que permitirle al señor Blair que llame a sus asquerosos acuerdos por debajo de la mesa “Política”?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios "anónimos" no serán bien recibidos y jamás publicados.