Translate

miércoles, 30 de noviembre de 2011

¿Primavera árabe o glaciación islámica?


Todos hemos visto como las revueltas que comenzaron desde Layounne que han dado lugar al movimiento de los descontentos contra Mohamed VI, pasando por Túnez, Egipto, Libya han sido una maniobra de “quema de archivo” de la CIA de dirigentes que sabían demasiado reemplazados por supuestos islamistas cuando no por el propio y mismísimo ejercito, caso de Egipto. Han aprovechado la buena fe del pueblo que creía que al fin llegaba la ansiada libertad para tirarlas en brazos de normas más rígidas que las anteriores cuando no en un deterioro de un sistema “democrático ficticio” que mantuvo a Hosni Mubarak en el poder décadas.
El caso tunecino sea quizás el más dramático donde han pasado de la libertad, igualdad y fraternidad, en un país en el que el aborto estaba legalizado y de corte árabe pero en el que las mujeres gozaban de total igualdad, para acabar con el triunfo de los islamistas “moderados” en unas elecciones en las que la desconfianza total de los votantes, caso de las elecciones marroquíes del día 25 de Noviembre, han dejado el paso libre a fuerzas que causaron en Argelia 250.000 muertos al ser ilegalizado el tétrico F.I.S. en la guerra civil encubierta en la que el ejército miró para otro lado, cuando no colaboró en las masacres y apoyó al F.I.S. con la Ley del Perdón o reconciliación, aprobada por Buteflika, mientras los radicales fueron vencidos por la sociedad civil.
Será la Sociedad Civil la llamada a dirigir esta nave a la deriva de las “primaveras árabes” a buen puerto y no la clase política, mucho menos el ejército, empeñado en continuar con sus prerrogativas de los “años de plomo”para que el proceso no cristalice en una “Era Glacial islámica” en una región que reclamaba formar parte del siglo XXI y ha sido “obligada” a retornar al oscurantismo de los latigazos por llevar vaqueros, sumiéndose en una sima en la que por justicia no se merecían caer.
Nada cambiará. No esperen gran cosa de las elecciones egipcias en ciernes, y miren como la flota de la armada naval rusa se ha dirigido a apuntalar a Siria, animada por su cómplice China. Observen como los Reinos Wahabitas han desatado una “ola de modernidad” perdonando a una mujer que condujo un coche, para apuntalarse en el poder y observen como ha nacido la nueva Guerra Fría: de un lado EEUU, Israel y Europa arruinada para mantener hasta a su propio cuerpo diplomático y del otro al demonio “islámico” que años más tarde nos mostrará los “gulag” creados para reeducar a los díscolos que no quieran pasar por el aro de las nuevas dictaduras. Para acabar les recomiendo que vean el vídeo de la corresponsal de guerra Isabel Pisano, hablando con Jesús Quintero en Canal Sur Andalucía, de lo que se hizo en Libya y que nadie le quiere publicar en este mundo tan civilizado.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Ojos, ojos, ojos....


Llevaba varios días observando los ojos de la gente que se cruzaba en su camino. Ojos agradables que le sonreían con comprensión, ojos que calculaban su valor económico y si valdría la pena engañarla por un triste cheque, ojos pintados, ojos achispados por alguna cerveza de más, que le sonreían desde dentro del alma.
Imaginó como verían los demás sus ojos, amarillos, de Egipto Clásico, pintados muchas veces con khool negro y verde.
Observó los ojos preciosos de un hombre en una librería que la observaban, admirados por su valentía de ser quién era y mostrarse tan naturalmente a los demás.
Ojos de asesino, que sólo pensaban en asaltar su escasa propiedad privada y esclavizarla, en todos los sentidos.
Ojos que aparecían en sus tazas de café cuando intentaba leerlas. Ojos que aparecían en el plomo fundido marroquí, para leer y quitar el mal.
Ojos, ojos y más ojos.
Imaginó como sería ser ciega, perderse toda esa magia de la mirada, como llegar a lo más profundo de un alma sin poder ver sus ojos: azules, verdes, negros.
Ojos que sonreían admirados de su experiencia vital, que le sonreían, viéndola como una verdadera mujer del desierto.
Lo peor son los ojos que no ven, que sólo se comunican a través de las palabras, que habían interpretado que seguía enamorada de aquella piltrafa, que le había costado un millón de quebraderos de cabeza que ni el mismísimo Hamburgo, con toda su pompa le pudieron quitar...
Sólo pudo descansar en los sinceros ojos azules del hermano, y vuelta a la pesadilla nada más aterrizar en África. Sólo deseaba mirar a unos ojos con dulzura y que estos le correspondiesen, día tras día, y en la más estricta intimidad, con la misma dulce sonrisa que sale del alma.

sábado, 12 de noviembre de 2011

Cortejo nupcial.


Contempló desde fuera el despliegue de plumajes, las vibraciones de las colas y demás cambios que dan los animales en su cortejo para aparearse, en los bares de la noche.
Revisó su idea de no competir jamás, y se sintió feliz de estar lejos de aquel ritual caduco, mientras centraba su atención en animales más interesantes que, naciendo macho, se van transformando en hembra para tener su propio hijo sin ayuda de nadie.... ¡Cuanto hubiera deseado formar parte de una de aquellas especies! Seguro le habría salido un bebé precioso, y lo hubiese educado en la mejor forma, la Universal.
Aborreció cualquier ambiente de pelanduscos, atiborrados de alcohol y drogas, para superar el miedo a quedarse solos, sin aparearse, y como, torpemente y aturdidos por el alcohol y los estupefacientes, sacudían sus plumas para atraer a la hembra de su especie.
Cuan afortunada se sentía, de no pertenecer ni a un bando ni al otro, y ni siquiera necesitaba ese despliegue de medios y vibraciones de cola. Mientras contemplaba aquel espectáculo agónico, pasaron una transexual y un gay, a pavonearse en un medio aparte, su propio “ghetto” apareador, ante la hostilidad de machos y hembras de su propia especie, y como uno de los machos contempló la silicona pegada al culo de la transexual.
Quién sabe si con un par de copas más, sería capaz de estafarla, como hacía con las hembras de su especie...
Deseó de nuevo ser Medea, y vengarse con toda su maldad perversa, de bruja redomada, ante tanta estafa, tanto sueño y promesa incumplido. Se retiró ante la única opción que le quedaba: expulsar a aquel gigante vikingo que se había instalado en su casa y se creía ya dueño de todo. A las seis de la mañana lo expulsó poniéndole sus pertenencias malolientes en la puerta. Él sólo atinó a decir: “no tienes corazón”, y ella deseó con todas las fuerzas de su alma que fuera cierto.

Caso "Angie" 4-F


http://www.desmontaje4f.org/

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Atenas, o la Justicia del buen gobierno.


Grecia, a través de su presidente, convoca un referéndum popular para saber que opina el pueblo de su esclavización por los bancos luteranos y francófonos.
La gruesa moral alemana, en boca, más bien bocaza, de su primera ministrucha, ha telefoneado a la Francia que lleva alzas en los tacones “para parecer más alta”, mostrando su complejo de enana.
¡Cuidado!-ha dicho la súper-ministrucha a su amigo el de los tacones alzados- nos van a joder el negociete los esclavos mediterráneos....
Jummmm-respondió al otro lado del teléfono el de los tacones alzados- no se lo pondremos tan fácil.....
¡Esto me costará perder 25 kilos más! ¡Estoy horrorizada!
Se nos han sublevado los esclavos, le seguirán Portugal, Irlanda y España, nunca debimos fiarnos de ellos con lo bien que nos iba en nuestro “club prerrogativo de Roma” allá por los años 50...
¿Como podemos admitir que una nación de oscuritos nos plante cara y pueda salirse de nuestro molino de euros?
¿Algo habrá que hacer no?
Espera, me llora mi Brunni y su bebé-dijo tacón alzado-voy a tener que colgarte y te llamaré de madrugada. Entonces tramaremos algo para que los oscuritos del Sur no se nos subleven, ¿Quizás otra Gran Guerra Europea? Vete pensándolo querida. Y colgó ante el enfado de la gran salchicha ministra.
Esta vez parece que no tenemos escapatoria, EEUU nos presiona, Israel nos desautoriza, ¿que haremos? Dijo mientras devoraba un struddel con semillas de amapola tras otro. Los oscuritos, ¡ya les daré yo referéndum a estos oscuritos!
Pensaré alguna guerra bacteriológica, o diremos que tienen armas tóxicas, pediré el auxilio de la OTAN, les diré que quieren imponer el burka, algo habré de hacer ¿que diría de mi Lutero si no lo hago?